lunes, 26 de mayo de 2008

Definición del arte de la danza.

Definición del arte de la danza.

Considerada una de las actividades artísticas mas antiguas del mundo, muy complejas. El mejor camino para entender la danza y sus manifestaciones consiste en exponer la acción de bailar, danzar. Consiste en mover el cuerpo guardando una relación consciente con el espacio e impregnando de significación al acto o la acción que los movimientos “desatan”, el concepto o la idea de la acción dancística trae consigo el de música pero no explicito, o sea no lo pone en palabras, como tanto la música como la danza son acciones en el tiempo- tienen una duración, cubren un lapso, son fenómenos temporales, poseen un principio y un fin.

La danza puede sobrevivir y realizarse sin sonidos que la acompañen, por que la base de la música, el ritmo, se expresa en la acción dancística, en la obra de baile, incluso aunque no se oiga, se detecta visualmente.

En la definición se detectan e interviene el ritmo, además de otros elementos no especificados abiertamente básicos, que deben sobrevenir, que aluden en la realidad, se integran, se relacionan para que exista la danza, el arte de bailar.

La danza utiliza el movimiento como medio expresivo. La belleza de los movimientos, tanto individuales como en los conjuntos, se dan por medio de una armonía que se respalda con exclusividad en la simetría y el equilibrio. Un movimiento será bello o no, en realidad con la finalidad expresiva, y con la veracidad de respuesta dada al sentimiento que la origina.

El espacio es donde el bailarín proyecta su emoción y del cual recibe estimulo o respuesta.

La danza busca siempre que el bailarín dance por una necesidad interior, mucho más cercana al campo espiritual que el físico.

En el ser humano sus movimientos van ordenándose en tiempo y espacio, son una válvula de liberación a una tumultuosa vida interior que aun escapa al análisis, constituyen formas de expresar los sentimientos: deseos, alegrías, pesares, gratitud, respeto, temor, poder., estos están relacionados con las necesidades de amparo, abrigo, alimento, defensa, conquista, de procreación, salud y comunicación, axial nacen las formas artísticas de la expresión: la danza, la pintura, la palabra, el teatro.

La danza aparece como un hecho colectivo, una actividad ineludible, en cuya realización cada participante se funde en la acción, la emoción y el deseo con el cuerpo general de la comunidad.

a. ¿Qué compone a la danza?

La danza, expresión imprescindible de cualquier cultura o civilización.

Sea cual sea la cultura o civilización de la que hablemos, esta siempre expresa su cosmovisión de manera artística. La danza ha sido muestra importante de la religiosidad y estética de los pueblos, ha sido un ritual imprescindible para la satisfacción humana.

Ese sentimiento de inmensidad que el hombre tiene ante la naturaleza, o lo que lo rodea, lo hace pensar en lo divino. Siempre esta tratando de suplir una inmensa necesidad de explicar el hiperpoder del destino, y tal vez de tener contacto con él por medio del éxtasis o transe. La danza es, entonces, una sensación de poder mágico que puede revivirse cuantas veces se repita.

Es probable que el hombre bailase primero solo. La repetición de movimientos rítmicos producía en él la tan buscada sensación de éxtasis, un estado afectivo “sobrenatural”. Surgen luego las danzas colectivas con sus diseños geométricos: círculos, semicírculos, dos líneas frente a frente, etc. Todo acontecimiento se celebra danzando, desde el nacimiento de un niño, un casamiento, un funeral, hasta el comienzo de la siembra o de la cosecha, la caza o la guerra. Para cada ocasión, la danza ofrece el ritmo, el diseño, los pasos que mejor expresan la peculiar emoción.

Al hacerse más compleja la sociedad, de las danzas mágicas van surgiendo los ritos y ceremonias religiosas (característicos de todas las culturas), en cuyo servicio la danza se hace más formal. Danzar ante los dioses en sus templos es una manera de orar. Hay evidencias documentales de que en los templos del antiguo Egipto los sacerdotes más ancianos transmitían a sus sucesores las doctrinas secretas, los misterios, por medio de danzas. Es en Egipto también donde se encuentran los primeros testimonios de la danza como mero entretenimiento.

Entre los hebreos la danza era mayormente religiosa. La Biblia cuenta que el rey David danzó ante el Arca de la Alianza para expresar su unción religiosa. Los Salmos, en dos pasajes, mandan “alabar al señor con pandero y danza”.

Luego, en Grecia, la danza se desarrolla y alcanza más variadas aplicaciones. No sólo desempeña papel importante en todas las ceremonias religiosas y es fuente de entretenimiento, sino que de ella surge el teatro y sus diversas manifestaciones. Este nace, en efecto, del corro de campesinos que con movimientos rítmicos trillaban el trigo con los pies. El “coro”, desde las primeras formas de la tragedia, era el grupo de actores que entonaban versos al unísono al compás de movimientos rítmicos expresivos. El lugar del teatro del teatro donde el coro hacía sus evoluciones se llamaba “la orquesta”.

Los griegos usaban la danza como principal medio de adiestramiento de los soldados. Se tienen noticias de más de dieciocho formas de danzas marciales, en que se repetían, para enseñanza de los reclutas, los movimientos propios del combate individual y los colectivos del despliegue de tropas. Platón, uno de los mayores filósofos de todos los tiempos, dijo: “Cantar bien y bailar bien es ser bien educado”. Los prohombres de la antigua Grecia, estadistas y generales, poetas y dramaturgos, bailaban solos en el estadio ante miles de espectadores, con ocasión de las grandes fiestas o la celebración de la victoria.

Los romanos, imitadores de todo lo griego, copiaron las formas de las artes y filosofías griegas, mancillando a menudo su espíritu. Así, la danza, aunque usada aun en las ceremonias religiosas, se torna entre los romanos, inmoral y lasciva.

b. El espectador participante.

Todos los humanos esta vinculados al arte de la danza todas las culturas y los pueblos han instituido su practica, esta vinculación se ha llevado directa o indirectamente por que la danza requiere de una conciencia no importa el genero por que el bailarín expone sus movimientos y su cuerpo para que todos lo vea. La danza atrae es contagiosa, debe ser vista y percibida cualquier baile propicia una realización compartida e invita ala invitación, el bailarín se ofrece interpreta, que su cuerpo se converge en energía y ritos exactitud y leyenda.

Los niños caminan y desean expresarse por medios dancísticos, sin saberlo mueven sus cuerpo y les dan un significado cuando los están viendo.

El impulso de la danza es esencial inseparable del cuerpo humano, de la mente o de la conciencia. Una hipótesis muy dicha sobre el origen de la danza, se relaciona con los movimientos de los cuerpos con un ritmo marcado y reconocido colectivamente por los primeros danzantes no solo del ritmo, también del elemento tiempo, de todas maneras la danza como la más antigua de las artes, materia prima, la forma integral del que hace las danzas.

El ser humano hace de ninguna manera hace arte solo para el consumo personal siempre buscará ser visto admirado e incluso enjuiciado a la luz de sus movimientos, además el espectador-testigo del acto dancístico es susceptible se convierte en participante, el contagio esta comprobado, fenómenos que la danza produce con facilidad. En danza lo colectivo es característica por que lo grupal se haya en sus sistema de organización, la danza convierte al espectador en participante.

c. Los géneros dancísticos.

Si consideramos las técnicas elaboradas y asimiladas, aceptadas, dominadas mundialmente para que los bailarines se adiestren y puedan convertirse en profesionales o especialistas, surgen los siguientes géneros:

a. Danza clásica.
b. Danza moderna.
c. Danza contemporánea.

Según los grupos sociales que producen y realizan el arte de la danza o sea los que experimentan cada pieza dancistica completa surgen los siguientes géneros:

d. Danzas populares Urbanas.
e. Danza folklórica.

A su vez la Danza Folklórica se subdivide en:

i. Bailes regionales
ii. Danzas autóctonas